¡ZAPATA VIVE, LA
LUCHA SIGUE!

Por Juan Ramón Aupart Cisneros.

 

    Extracto:

    Si bien la Revolución de 1910-17, tuvo como detonante la no reelección y el sufragio efectivo, en el fondo estaba la lucha por la tierra.

    Al final de la dictadura de Porfirio Díaz, por un lado, el 1% de la población tenía en su poder el 70% de las tierras laborales y, por otro lado, en la mayoría de los estados, cerca del 95% de las familias rurales no disponían de tierras laborables.

    Emiliano Zapata, en su Plan de Ayala, proclamaba "que los pueblos debían entrar en posesión inmediata de las tierras de las que habían sido ilegalmente despojados, siempre que estuvieran en posibilidades de presentar sus respectivos títulos. Aquellos que tuvieran dificultades para probar sus reclamaciones, recibirán tierras expropiadas a los hacendados, previo pago de una indemnización".

    Las tierras de los hacendados que se opusieran a esta medida serían nacionalizadas.

     

.
Fuente:

Juan Ramón Aupart Cisneros, dirección,
producción, guión y edición. ¡Zapata vive,
la lucha sigue!
Duración: 60 minutos.
Año de producción: 2002. Formato Betacam SP.
Versión DVD video. México, 2007.
Universidad Nacional Autónoma de México.
Universidad Iberoamericana. Conaculta.
Fomento Cultural Banamex. Archivo General
de la Nación. Filmoteca de la UNAM.
Distribuido por Eslabón Púrpura Productora
Cine-Video. Conmemorando 100 años
de la Revolución Mexicana. Héroes Anónimos.
La cara oculta de nuestra historia.