LA MUERTE DE
FELIPE NERI.

Autor: Anónimo
Cantado por Leobaldo Chávez,
de Tlayacapan, Morelos

Descanse en paz Felipe Neri,
i oh patriota general !
de las tropas de Zapata
que peleó la libertad.

Por librar a nuestro estado
se dispuso así a pelear,
con honor a defender
la santa causa liberal.

¡ Oh pueblo morelense !
agradecido si en verdad
ha sentido en el alma
esa muerte tan fatal
que ha causado al honorable.

¡ Oh patriota general !,
por prohibir las injusticias
la muerte llegó a encontrar.

Duerme tranquilo en tu sarcófago de paz
el dulce sueño de la muerte en tu mansión;
si ya no puedes defender la libertad,
descanse en paz con justa veneración.

Mientras nosotros en el mundo a lamentar
esa muerte desgraciada y sin razón,
hasta que el cielo nos lleve descansar
para estar al instante en tu reunión.

El cielo te guarde general Felipe Neri,
que te deseo cual humilde trovador,
y que descanses para siempre en tus doseles
donde se hallan los justos entonando el himno Dios.


.
Fuente:

Catalina H. de Giménez. Así cantaban la Revolución.
Consejo para la Cultura y las Artes / Editorial Grijalbo.
Primera edición 1990. México, p. 310-311.

María Guadalupe García Velazco, Víctor Hugo Sánchez Reséndiz
y Sara Toledo Cortés (Coordinación y Compilación)
Corridos morelenses
. Conaculta -
Gobierno del estado de Morelos - Dirección General de
Culturas Populares Unidad Regional Morelos.
México, 1990.p. 50 a 51
Intérprete: Leobardo Chávez Segura
Procedencia: Tlayacapan, Morelos
Dado que difiere de la versión de
Catalina H. de Giménez, se incluye
al final ésta versión.

Ver índice de todos los corridos

CORRIDO A
FELIPE NERI.

Autor: Dominio Público
Intérprete: Leobardo Chávez Segura
Procedencia: Tlayacapan, Morelos

Descanse en paz Felipe Neri,
i Oh ! patriota general,
de las tropas de Zapata
que peleó la libertad.

Por librar a nuestro estado
se dispuso así pelear,
con honor a defender
la santa causa liberal.

¡ Oh ! pueblo Morelense
que ha acaecido si en verdad,
que sentido en el alma
esa muerte tan fatal,
que ha causado
a ese noble compatriota general.

Por prohibir las injusticias
la muerte llegó a encontrar,
duerme tranquilo
en tu sarcófago de paz,
en tu dulce sueño de la muerte
en tu nación.

Mientras nosotros en el mundo
a lamentar esa muerte desdichada,
y sin razón,
hasta que el cielo nos llame
a descansar para estar
al instante en tu reunión.

El cielo te guarde General Felipe Neri,
que sólo deseo, cual humilde trovador,
y que descanses para siempre
en tus cielos
donde se encuentran los justos,
junto al niño Dios.