EL FANDANGO DEL
BAUTIZMO DEL HIJO DE
EMILIANO ZAPATA.

Autor: Anónimo.
México, Julio de 1913.

¡Ahora sí le tupen duro
Al terrible zapatismo!
Hoy sí están por seguro
de acabar en un abismo.

El general Robles piensa
dar fin con esos bandidos,
que son oprobio y vergüenza
de aquellos pueblos instruidos.

Por eso que en Yautepec
aprehendieron la familia
del Atila, que ha de ser
algún día puesto en vigilia.

Es su suegra Lupe Sánchez
y además de tres cuñadas
Juana, Carlota y Felicitas
y otra señora… guardadas.

Están en San Ildefonso
y allí algún tiempo han de estar;
pero el Atila no es sonso
y las deja por acá.

Si Orozco (hijo) no pena,
porque a su tata lo truenen,
Zapata, por una suegra,
en su obra no lo detienen.

El día que se bautizó
su hijito Eufemio, hubo mole,
y una tamalada dio,
con enchiladas y atole.

La orquesta de Villa Ayala,
Tocó tres nuevos danzones;
resultando como bala
el baile y los apretones.

Zapata, con su Pepilla
pespuntearon un jarabe,
y al alcalde de la Villa
le hicieron mole resuave.

El padrino fué el hermano
del ilustre (¡!) general
el gran Atila suriano
que en ésta gran bacanal
una gran mona se puso
con un curao de los buenos,
y pronunció un gran discurso.

Diciendo ni más ni menos:

“Brindo porque mi chamaco
salga riata y vividor,
porque odie a muerte al chaco
lo mismo que lo odio yo.

“Que cuando llegue a los veinte
pueda mirarlo a mi vera
bebiendo buen aguardiente
en cascos de calavera”.

Un aplauso retumbante
acogió tan bellas frases,
y pasaron al instante
al comedor los compadres.

Había un teniente en adobo,
sopa… sesos de un sargento
y cual vino bebían todos…
¡¡ la sangre de un Regimiento !!

¡ Oh fiesta sin par aquella !
El bautizo de un lobezno ……
¡ Quien colocarlo pudiera
pendiente al cuello de un fresno !

Más de tres meses pasaron
y el general Robles llegó.
Y a Yautepec, sí, lo tomó
y aquel bandidaje huyó.

Allí estaban las señoras
Lupita e hijas viviendo,
Muy guapas y paseadoras ..
¡ y que las van aprendiendo !

Del cuartel las llevaron
a una casita apropiada,
donde permanecerán
mientras pasa la asonada.

Y Zapata ¡ oh, suerte negra !
de gusto hasta dá zancadas ..
¡ Lo han librado de la suegra
y también de las cuñadas !


.
Fuente:

Hoja Volante. (Imprenta:) mp 2ª. Calle de la Penitenciaría.
México, Julio de 1913.

Propiedad del Museo del Estanquillo. Isabel la Católica No. 26.
Primer Piso. Colonia Centro, México, Distrito Federal.

Ver índice de todos los corridos