IGNACIO VARGAS
(a la izquierda)

Soy originario de Coahuixtla, Morelos, tengo 50 años y soy hijo de Mauro Vargas. El gusto de la cantada lo traigo desde chiquito, cuando oía cantar a mi papá con sus amigos, Agustín García, Pablo Nieto, Genaro Zúñiga, Norberto Valdepeña y principalmente a mi tío Agustín, que se reunía cuando vivíamos en un pueblito del estado de Morelos llamado San Pablo. Ahí vivimos varios años y posteriormente nos fuimos a Coahuixtla, donde residimos en la actualidad.

Desde chico mi papá me obligó a cantar, pero siempre le tuve miedito a tocar el bajo quinto; siempre me ha impresionado. En un principio mi papá no me tenía confianza, si a esto le agregamos que yo también le tenía miedo a su jerarquía, pero afortunadamente nos dimos cuenta de que nuestras voces se acoplaban a la perfección.

Toda mi vida me la he pasado oyéndolo, me gusta de corazón oírlo, pero ya también participo con él, pudiéramos decir que soy su segundero especial.

 

.
Fuente:


Corridos Zapatistas. Corridos de la Revolución Mexicana.
Volumen 2.
.Instituto Nacional de Antropología e Historia. Ediciones Pentagrama.
México, 2002. Texto adjunto al CD. Pag. 32.