JOAQUÍN CAAMAÑO
18?? - 19??

Fue originario de Axochiapan, Morelos. Como soldado se integró a las fuerzas maderistas del Gral. Francisco Mendoza en el año de 1911.

Después de la muerte de Torres Burgos, acaecida el 24 de marzo de 1911, y que le sucedió en el mando Emiliano Zapata, Joaquín Caamaño continuó la pelea y se adhirió a la lucha por el Plan de Ayala; permaneció en las filas zapatistas hasta después de muerto Zapata.

Cuando se amnistió en Chietla, Puebla; regresó a Axochiapan, donde permaneció hasta 1920, cuando al efectuarse la Unificación Revolucionaria formó parte del Ejército Nacional, del que se retiró para después dedicarse a las labores del campo. Murió en Axochiapan, su tierra natal.

 

.
Fuente:

    Valentín López González. Los Compañeros de Zapata.
    Ediciones del Gobierno del Estado Libre y Soberano de Morelos.
    México, 1980, p. 50-51.

 

 

GENERAL JOAQUÍN CAMAÑO. RELATO DE UNA
EMBOSCADA EN AXOCHIAPAN.

Por Elsa Flores Villa

El General Joaquín Camaño, originario y vecino de este lugar, nació en el año de 1883; estuvo casado con la señora María Roldán con quien procreó dos hijos quienes llevaron por nombre: Rutila
Camaño Roldán, ya fallecida y Joaquín Camaño, quien actualmente vive en la población de Tlaltizapán.

El general Camaño, el día 2 de septiembre en el año de 1923, murió en esta cabecera municipal a raíz de un enfrentamiento político.

El General Camaño era el presidente del partido cooperativista representado por Victoriano Huerta y que militaba como adversario del Partido Agrarista, que tenía al frente a los hermanos Jesús y Melitón García, representando este partido Alvaro Obregón.

Haciéndose la división cada día más marcada entre los de arriba y los de abajo, llegando al límite de cada vez que tenían que realizar gestiones en la Presidencia Municipal, los de arriba sólo se presentaban en grupo de siete personas, ya que si se presentaban en el barrio de abajo solos, corrían el riesgo de ser asesinados.

Los ánimos se alteraron debido a que algunas personas comentaban que el General Joaquín Camaño se levantaría en armas, siendo esto una despiadada mentira porque, aunque era un distinguido personaje y de mucha credibilidad entre la población Axochiapense, el nunca hubiera sido capaz de levantarse en armas.

Un grupo de mujeres se trasladaron a la Joya, ahí era el potrero donde vivía el General. Ahí vieron a Camaño para comentarle un problema que se vivía en la Cabecera Municipal referente a que la puertas de la iglesia de San Pablo Apóstol permanecían cerradas.

Este problema fue utilizado para ponerle una emboscada al general y asesinarlo.

Para ello se presentó Miguel Carrera Peña representante del Gobierno del Estado, quien a su llegada a la comunidad se entrevistó con el Presidente Municipal para elaborar el plan del asesinato.

Alrededor del medio día de esa fecha, en la casa del Presidente Municipal donde estaba todo preparado, ocurrió una fatal masacre en la esquina de Matamoros y Morelos, resultando muertos los señores Joaquín Camaño, Cristóbal Sánchez, Hermelindo Enríquez, Sixto Saldivar apodado El Cabezón y Domingo Montes; además: Fabían Vázquez, apodado El Bigotes y Segundino Onofre y siendo herido de gravedad Jesús Enríquez.

Posteriormente a este fatal incidente, permaneció cerrada la iglesia por seis años y todas las gestiones religiosas tenían que llevarse a cabo en el municipio de Jonacatepec.

Es importante señalar que se considera muy honroso el que actualmente una de las comunidades del municipio de Axochiapan lleve por nombre "General Joaquín Camaño".

 

Fuente:

Elsa Flores Villa. "General Joaquín Camaño. Relato de una emboscada en Axochiapan", en Crónica Morelense, memoria de ponencias del Primer Encuentro Estatal de Crónica Popular. Instituto de Cultura de Morelos. Tlaquiltenango, Morelos. Julio 1996. Primera edición 1998. Páginas151-152.