JESÚS CAPISTRÁN
1878 - 1935

 

Nació en Tlaltizapán, Mor., el primero de junio de 1878. Era hijo de don Tiburcio Capistrán y de doña Petra Yáñez.

Jesús Capistrán hizo la instrucción primaria en su pueblo natal; al terminarla, aprendió las labores del campo ayudando a su padre. Así se pudo dar cuenta de las penalidades de la gente de su clase, por eso cuando estalló la revolución maderista, en el mes de marzo de 1911, se incorporó a las filas de la revolución bajo las órdenes de Zapata.

Participó en las primeras acciones de armas en contra de las fuerzas porfiristas; estuvo en la toma de Jonacatepec y en el sitio y toma de Cuautla, en el mes de mayo de 1911.

Al triunfar el maderismo, De la Barra se hizo cargo del Poder Ejecutivo y persiguió denodadamente a Zapata; Capistrán permaneció al lado de su jefe. Al rompimiento de Madero y Zapata, Capistrán atacó a las fuerzas maderistas, e hizo lo mismo contra las fuerzas del general Victoriano Huerta.

Capistrán ascendió a general de división en el sitio y toma de Cuernavaca el año 1914.

Al surgir la división de Villa y Zapata contra Carranza, Capistrán permaneció fiel a la causa, combatiendo a los carrancistas, tanto en Morelos como en los Estados de Puebla y Guerrero.

Asesinado Zapata en Chinameca, Capistrán concurrió a la reunión de Huautla para elegir al sucesor de Zapata; en la votación, Capistrán obtuvo el segundo lugar y el primero Gildardo Magaña.

Desgraciadamente, el general Capistrán, tal vez resentido por no haber sido el sucesor de Zapata, pronto se retiró, amnistiado por las fuerzas del general Pablo González, en el mes de octubre de 1919. Algunos días después fue nombrado presidente del consejo municipal de Jojutla.

Al triunfo del movimiento de Agua Prieta, el general Capistrán se retiró de la vida militar y se dedicó al campo en el poblado de Ticumán, perteneciente al municipio de Tlaltizapán, Morelos.

Capistrán, víctima de una prolongada enfermedad, falleció en la ciudad de México el 21 de enero de 1935. Fue sepultado en Tlaltizapán en la cripta que el general Zapata había mandado construir para él y sus principales generales.

 

.
Fuente:

    Valentín López González. Los Compañeros de Zapata.
    Ediciones del Gobierno del Estado Libre y Soberano de Morelos.
    México, 1980, p. 52-54.