Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94

 

ENTREVISTA AL
SUBCOMANDANTE MARCOS
POR JAIME AVILÉS
Julio 28, 1994


San Cristóbal de las Casas, Chis., 28 de julio.- La Convención Nacional Democrática "tiene que pronunciarse claramente por un candidato a la Presidencia de la República", dice Marcos, en una entrevista concedida en la selva, dos días antes de que el destino --o alguien-- se ensañara con la comitiva electoral de don Amado Avendaño.

PREGUNTA.- Muchos intelectuales --le digo al "sup"-- tienen miedo de venir a la Convención y de ser utilizados para legitimar una estrategia de guerra.

SUBCOMANDANTE MARCOS.- La "Convención" de la guerra ya fue, antes del primero de enero --explica el subcomandante zapatista--. Esta es la Convención de la paz y tiene que reunir a todas las fuerzas legales y pacíficas que estén dispuestas, el 21 de agosto, a ponerle fin a la dictadura del partido de Estado.

Por una parte --expone--, hay muchos grupos armados en todo el territorio nacional, que sólo están esperando a ver qué pasa el 21 de agosto.

Pero por otra parte, hay una sociedad civil que ya no soporta más esta dictadura y que tiene muchas ideas acerca de lo que debe ser "el cambio", pero que no se ha puesto de acuerdo al respecto.

Nosotros decimos: si ya sabemos qué es lo que no queremos, juntémonos todos y definamos un programa para transitar de una dictadura a un sistema democrático que dé respuesta a muchas nuevas realidades que hay en México y que no tienen formas legales, pacíficas, civiles, de expresarse en el sistema actual.

+ Llena el 'subcomandante' la cazoleta de la pipa, le aplica una llamita de encendedor y chupa la boquilla a través del pasamontañas; el aire de la mañana se impregna de olor a maple. Al fondo se oye el incesante golpeteo de los machetes que siguen edificando 'Aguascalientes'.

SUBCOMANDANTE MARCOS.- Nosotros pensamos que la Convención necesita reunir a todas las fuerzas que estén por el cambio pacífico, definir el programa del gobierno de transición y pronunciarse por un candidato que se comprometa a cumplirlo.

PREGUNTA.- Y qué va a pasar si ese candidato en el que tú y yo estamos pensando --le digo--, no acepta el compromiso y el apoyo que le ofrezca la Convención.

SUBCOMANDANTE MARCOS.- Pues entonces la Convención se va a quedar sin dar respuesta a muchos sectores, quiero decir indígenas, campesinos, sin tierra, colonos urbanos, etcétera, que están esperando una orientación concreta y que de algún modo han perdido la fe en la lucha electoral, pero que desean el cambio pacífico.

Si la Convención sale con fuerza y dice: aquí está el programa y a ver quién lo agarra, pues no dudes que varios candidatos se van a querer colgar de él y van a neutralizar el posible efecto que pudiera tener la Convención.

Por eso nosotros decimos: la Convención se tiene que pronunciar claramente por un candidato, y no porque creamos que le vamos a atraer varias decenas de miles de votos, de los sectores sobre los cuales tenemos influencia.

PREGUNTA.- Oye, 'Marcos', ¿qué piensas de la gente que dice que va a votar por tí?

SUBCOMANDANTE MARCOS.- ¿Por mí? --exclama el 'sup' con ojos de escándalo y voltea a ver al ''mayor Moisés', que atestigua el diálogo.

PREGUNTA.- Yo creo que va a votar un chingo de gente por tí. ¿Qué les dirías?

SUBCOMANDANTE MARCOS.- Pues que van a desperdiciar su voto. Que sería una forma de abstencionismo activo, que le harían un gran favor al gobierno.

+ Horas después, ya en la madrugada, un reportero de NEWSWEEK regresará al dormitorio de la prensa y contará que le preguntó:

PREGUNTA.- ¿Alguna vez has pensado en que puedes llegar a ser presidente de México?

SUBCOMANDANTE MARCOS.- ¿Presidente yo? --diría 'Marcos'-- ¡Se hundiría el país! Yo no tengo nada que hacer en la Presidencia: yo soy un poeta.

Ni dos años ni un Sexenio

Una guerrillera se acerca a traerle una razón y 'Marcos' apaga mi grabadora. Como el aparato es el mismo que usé la primera vez que lo entrevisté, con Ciro Gómez, en la catedral de San Cristóbal, y como aquella vez falló y no lo he cambiado, antes de volver a ponerlo en funcionamiento 'Marcos' suspira con resignada paciencia:

SUBCOMANDANTE MARCOS.- Ay, Jaime, a ver si grabó algo...

+ "No te preocupes, maestro, tengo memoria de actor", pienso, pero no se lo digo, porque me resisto a hablar de cosas personales con alguien que no puede hacerlo --y por esto jamás le he confiado cuántas ganas tengo de que se resuelva felizmente esta guerra, para volver al cabaret.

PREGUNTA.- El candidato en el que tú y yo estamos pensando, y no me atrevo a hacer su retrato hablado porque me sentiría un poco priísta --le digo--, me parece que tiene miedo de acercarse a la Convención porque ésta habla de un gobierno de "transición" y mucha gente cree que esto significa "gobierno interino".

SUBCOMANDANTE MARCOS.- La confusión está porque algunos piensan que la propuesta de la Convención es la misma que formula Amado Avendaño. Avendaño se compromete a hacer una nueva Constitución para el estado de Chiapas y dice que se va a su casa el día que lo logre...

PREGUNTA.- En dos años --lo interrumpo.

SUBCOMANDANTE MARCOS.- ¡Pero a la mejor no lo consigue en dos años! Nosotros, lo que propone el EZLN, es distinto: que se inicie un gobierno que le permita al país transitar a la democracia; que abra un proceso para acabar por medios legales, civiles y pacíficos, con una dictadura en descomposición, que cuando sea derrotada, en los términos en que sea derrotada, se defenderá como gato bocarriba un buen tiempo; es muy posible que el 21 de agosto sea liquidado el presidencialismo, pero el predominio del partido de Estado va a continuar en el Congreso.

Entonces, estamos hablando de un proceso que puede que dure uno o varios sexenios. Y cuando hablamos de una nueva Constitución para el país, pensamos que para llegar al nuevo Congreso Constituyente puede tardar más de un sexenio; si los partidarios de la idea pierden las elecciones legislativas de 1997, pues habrá que seguir trabajando para crear las condiciones electorales que permitan la instalación del Constituyente...

PREGUNTA.- Okey, pero hay una cosa.

SUBCOMANDANTE MARCOS.- Espérate... Nosotros no pensamos en una definición en términos de temporalidad sino de contenidos. La Convención tiene que sacar un programa de transición democrática y buscar, por la vía electoral, la implantación de un gobierno que lo lleve a cabo.

Ese gobierno, para enfrentarse a la dictadura en declive, necesita recargarse en algo. Ese algo es la Convención, o sea la fuerza, repito, legal, civil y pacífica, que primero que nada va a defender el voto en caso que haya fraude, y luego va a sostener sobre sus espaldas a ese gobierno.

PREGUNTA.- ¿No ves el peligro de que las fuerzas que se unan en la Convención terminen por convertirse en un nuevo PRI?

SUBCOMANDANTE MARCOS.- Nosotros no la vemos por ahí, nosotros pensamos que la cosa va más bien por el lado de formar un frente. ¿Qué va a pasar después con ese frente? Eso ya se verá. En este momento lo que importa es qué programa va a salir.

Nosotros pensamos en un sistema democrático en el que no sea necesario crear un ejército como el EZLN, para que sólo así unos campesinos indígenas puedan expresarse políticamente; pensamos en un gobierno en el que todas las fuerzas puedan actuar con libertad. El caso de Amado Avendaño, por ejemplo.

PREGUNTA.- ¿De quién?

SUBCOMANDANTE MARCOS.- De Amado Avendaño --repite, porque de pronto está pasando una avioneta--. Avendaño no puede ser candidato si no tiene un partido que lo registre; por eso se arropa con el PRD.

En la sociedad civil hay muchos ciudadanos que quieren actuar en política pero no pueden hacerlo si no entran en el esquema de los partidos que ya existen. Pero los partidos que ya exiten necesitan sacar un mínimo porcentaje para conservar su registro oficial.

Eso no tiene validez en un sistema donde gana las elecciones el partido que hace los mayores acarreos y manipula el conteo y realiza el fraude. Nosotros no creemos en un sistema que te impide hacer coaliciones; un sistema que prohibe que dos o más partidos lancen a un candidato en común.

Nosotros pensamos en un sistema democrático en el que haya tantos partidos como los ciudadanos quieran; en donde haya partidos regionales y se puedan expresar fenómenos como el navismo en San Luis Potosí, el movimiento indígena en el sureste, o los movimientos de colonos que tienen mucha fuerza en el norte y en el centro del país.

PREGUNTA.- Un programa de transición que busque implantar un sistema electoral tan abierto, tan amplio, tan flexible como éste, lo podría agarrar, como dice, Zedillo, o Fernández --"o Sánchez, o Pérez, o quien sea", me digo--, y con más razón el candidato en el que tú y yo estamos pensando. Pero, ¿qué pasa si ese candidato pierde limpiamente las elecciones, esto es, si no hay fraude y pierde?

SUBCOMANDANTE MARCOS.- Entonces la Convención --contesta rápidamente el "sup"-- le va a tener que imponer ese programa al candidato que gane y obligarlo a cumplirlo. Pero para que ese candidato lo cumpla, la Convención tiene que cumplir con el otro requisito: ser una fuerza real, con un peso específico.

PREGUNTA.- Esto me da una esperanza --le digo--. Si la Convención aporta esta gran fuerza, la lucha va a continuar por la vía pacífica, siempre y cuando no haya fraude. Pero supongamos que la Convención fracasa, porque la boicotea el gobierno, o la revienta la ultra, o la gente pensante no asiste, o porque nadie se pone de acuerdo. Eso abriría otra vez el peligro inminente de la guerra. Hablemos de los armados, de los que no son zapatistas.

SUBCOMANDANTE MARCOS.- Voy a cortar un momento --me ataja el "sup".

+ Llega de nuevo la guerrillera.

 


Periódico EL FINANCIERO
29 de julio de 1994
Entrevista al subcomandante Marcos
Por Jaime Avilés, enviado


Diciembre 94 Noviembre 94 Octubre 94 Septiembre 94 Agosto 94 Julio 94 Junio 94 Mayo 94 Abril 94 Marzo 94 Febrero 94 Enero 94