CIRCULAR DEL GENERAL EMILIANO ZAPATA A EFECTO DE
ESTABLECER EL SERVICIO DE VEINTENAS Y RONDAS
Mayo 31, 1916

Sello del Ejército Libertador de la República Mexicana.
Al centro: Cuartel General.

C.C. Presidentes y Ayudantes Municipales
Presente:

El Cuartel General a mi cargo por acuerdo de hoy tiene a bien ordenar a Uds. que inmediatamente convoquen a los vecinos de ese pueblo, haciéndoles saber que por disposición superior quedan obligados a prestar su contingente a efecto de establecer el servicio de veintenas y rondas y acatar las determinaciones de Uds. que se ajusten a la presente orden.

Quedan Uds. autorizados para aprehender, desarmar y remitir a esté Cuartel General, con las seguridades debidas y a fin de que se aplique el merecido castigo, a toda persona que sea sorprendida robando, allanando, o saqueando algún domicilio, o cometiendo cualquiera otro delito procediendo en igual forma contra laque hubiere llevado a cabo algunos de esos actos, aún cuando no se le sorprenda in fraganti:

Quedan Uds. también autorizados para desarmar, aprehender y remitir a este Cuartel General, a todo jefe oficial clase o soldado que pase o permanezca en esa población armado y que no acredite que se hallé desempeñando alguna comisión del servicio o que se dirige al desempeño de ella, en el concepto de que las armas que se recojan quedarán en poder de esa Presidencia o Ayudantía provisionalmente para el servicio, entre tanto se dispone otra cosa por la superioridad, dando cuenta a ésta en cada caso sobre el particular.

Si la persona aprehendida es conocida y no se hace sospechosa, se pondrá en libertad, pero sin entregarle las armas.

Las personas sospechosas, porten o no armas, serán remitidas a este Cuartel General.

El Jefe de toda fuerza armada, y los correos que lleguen a ese pueblo, deberán presentarse a la autoridad Municipal respectiva, para indicar y justificar el objeto de su presencia y una vez que lo hayan verificado, tendrán opción a que se les proporcionen alimentos, forraje para la caballada y alojamiento.

Los vecinos de cada localidad a la señal convenida se reunirán en las casas municipales para prestar auxilio a la autoridad municipal, a algún jefe militar (en los casos extremos para combatir al enemigo) o a este cuartel general.

El servicio de veintenas y rondas deberá hacerse tanto dentro de las poblaciones, como en los caminos públicos para dar garantías a los vecinos y transeúntes.

Quedan de hecho suprimidos los cargos de comandantes militares de plaza. Por la vía más rápida, diariamente, darán cuenta a ésta superioridad de las novedades que ocurren.

Lo digo a Uds. para su inteligencia y efectos consiguientes.

REFORMA, LIBERTAD, JUSTICIA Y LEY.

Cuartel General de Morelos a 31 de mayo de 1916.

.
Fuente:

Laura Espejel, Alicia Olivera y Salvador Rueda. Emiliano Zapata. Antología. Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicano (INEHRM), México, 1988. P. 346-347. (AGN, Fondo Genovevo de la O, Caja 19, Exp. 7, f. 118.)