Dé click en la imagen para ampliar.

Impulsado por la Estimación, Saludo.

 

Impulsado por la estimación

que les tengo a los hombres de gusto

me presento a esta bella reunión

a cantarles de amor mi tributo.

 

Mi ansiedad sólo está en saludarles

porque creo que así es mi deber

en sentido como me declaro

creo que ustedes sabrán comprender.

 

No interrumpo ninguna pregunta

con respecto a la tranquilidad,

porque veo que en razones muy justas

hoy toditos se encuentran en paz.

 

Por lo tanto se ensancha mi vida

y quisiera en recuerdo de amores

coronarles sus frentes erguidas

con laureles y ramos de flores.

 

Yo quisiera traerles un nardo

los perfumes de la chuparrosa,

para ver si podía engalanarlos

y cantarles en poseía o en prosa.

 

Aún así la sirena del mar,

siendo ella la reina del canto

perdería la virtud de cantar

por oír estos rústicos cantos.

 

Son tan suaves y dulces los cantos

que de ustedes he venido a escuchar ,

he quedado de todo embriagado

porque todos se encuentran en paz.

 

Así quiero saber comprenderles

aunque inútil, como al fin lo soy,

el placer que he tenido al hallarme

con ustedes en esta ocasión.

 

Más en fin, soy transeúnte y por eso

me despido, pues voy de camino,

otra vez en reunión cantaremos

hasta ver el placer concedido.

 

Ya me voy porque no puedo menos

mi destino lo permite así,

 conque adiós, caballeros, nos vemos,

adiós bellas flores de un jardín.

(JOSÉ LUIS SAGREDO CASTILLO. Colección de Hojas Sueltas)

.
Fuente:

Antonio Avitia Hernández. Las Bolas Surianas: Históricas,
Revolucionarias, Zapatistas y Amorosas, de Marciano Silva.

Avitia Hernández Editores. México, Primera edición 2004.
235pp. Edición del autor.