CORRIDO DE
EMILIANO ZAPATA.

Autor: Miguel N. Lira.

Para San Juan Chinameca
Zapata corriendo va.
Plata su caballo blanco,
plata vino, plata va.

Por el verde campo verde
las flores lo ven pasar,
todas se volvieron blancas
para el camino alumbrar.

Zapata sueña en su novia
que en Tepalcingo dejó.
¡Qué noche la de su noche
entre sus brazos pasó!

¡Corre que corre caballo,
corre por el campo verde!
Carrancistas por el llano
banderas traen de la muerte.

-Compadre, le doy las gracias
porque me salvó en el llano;
cuando llegue a Chinameca
le regalo mi caballo.

-¡Que se canse su caballo!
¡Las nubes cieguen al sol!
Guajardo está en Chinameca
para jugarle traición.

-No me lo diga, comadre,
comadre, no me lo diga.
Guajardo estrechó mi mano
con mano franca y amiga.

Zapata se va sonriendo
-gozo vivo al corazón-
lejos San Juan Chinameca
blanco se arrodilla al sol.

Clarines tocan a diana,
campanas suenan a plata;
por el camino del pueblo
viene Emiliano Zapata.

-Comadre, deme un pañuelo
para mi llanto enjugar,
que mataron a Zapata
y necesito llorar.

¡Ay, qué mañana tan fría!
¡Ay, qué mañana tan clara!
¡Ay, Zapata se moría!
¡Ay, Guajardo lo matara!

 

.
Fuente:

Miguel N. Lira.
"Corrido de Emiliano Zapata", en
Corrido de Domingo Arenas y México - Pregón.
Ediciones Botas. México, tercera edición, 1938.
Páginas 40 a 43.

Ver índice de todos los corridos